Un país de terror


Los dueños de los videoclubes entraron en crisis, el consumo de películas de terror bajó significativamente en los últimos meses. Es que hoy en día es más fácil salir de casa y ver un asesinato en vivo, y hasta podemos elegir el plano.
Otra alternativa es ser víctima en primera persona, sin necesidad de unos buenos anteojos 3D se puede vivir en carne propia todo tipo de arrebatos, secuestros, golpizas.
Haciendo un paralelismo, usted puede revivir la película Cuando un extraño llama. Las diferencias son menores, los llamados provienen de la penitenciaria de Batán y la protagonista no es una bella actriz de 25 años, si no una jubilada de 89.
Los Films de Freddy Kruger son fácilmente reproducibles. La única diferencia es que esta vez no se trata de sueños, si no de tristes realidades. El asesino puede estar tan o mas demacrado que Freddy, dependiendo de la cantidad de enfrentamientos con la federal que haya tenido. Los niños no cantan: “uno, dos Freddy viene por vos” si no “uno, dos (soy menor) así que ya salgo y voy por vos”.



La película menos vista en lo que va del año es el reconocido film martes 13. Parece ser que fue declarado el día mas tranquilo en todo el país. Claro, como todos salen lo menos posible la ola de robos a mano armada disminuye considerablemente durante la jornada.
Por último, hace rato que Halloween no figura en cartelera. No es que haya pasado de moda, solo que para ver algo acerca de la noche de brujas, nos basta con poner el noticiero y mirar a la bruja mayor pasándole factura al campo.
Por suerte tenemos originalidad, en nuestras películas el policía ya no es el bueno, si no alguien que libera zonas y allana caminos. Y nada de películas de acción, para eso ponemos Crónica o alquilemos un departamento que dé a la autopista panamericana.
¡Y decían que Destino final era una película mentirosa! Si vivimos en el país donde se caen los ascensores de las bibliotecas, los autos suben a las veredas y los trenes se descarrilan.
Esto no es el juego del miedo, es simplemente una ola de secuestros extorsivos a los ancianos. Por eso dicen que los actores argentinos son malos. Claro ¡si son simples ciudadanos!
Con todo esto no pretendo asustarlos, sólo mostrar una triste realidad. Cuidado, cualquiera puede convertirse en el protagonista principal de una de estas tiras caseras, y acá no todos los finales son felices.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

gasty, sos un grande describiendo esta situacion, por eso el pelado vendio el fondo de comercio. la pelicula de terror mas grande es la que vivimos todos los dias!!!!!

EL BLOG CADA VEZ ESTA MEJOR!!!!!

LOS INFORMES SON DE MARAVILLA MI QUERIDO WATSON, EH... DIGO GRASTY!! JAJA

UN ABRAZO

Agustín dijo...

Muy cierto todo lo que publicas en tu blog, siempre acompañado de un humor que enriquece tus artículos. Seguí así loco y metele pata nomas te quiero ver posteando más seguido =)

Agustín

Ringo dijo...

La verdad que me encnata tu forma de pensar gasti, tendrias que hacer un post sobre com otengo los huevos al plato de que fer escuche los piojos, no los aguanto mas... igual te quiero :)

Facu dijo...

che la peli que no pasó de moda es (de)Predador por el vago pero perceptible parecido con Blumberg.
Si seguimos el entramado de lo que decís, faltaría contar también que hay mucha gente armandonos la pelicula, festejando los lugares comunes, implementando hombres naranja en las esquinas.
Ahora bien, fijate que hay algo que repite mucho en el cine de terror y en especial en el de zombies. Las sociedades que se crean a partir del ataque de estos seres suele ser nefasta, brutal. Muchas veces se llega a la conclusión de que son peores que los mismos monstruos. Exterminio es un buen ejemplo de ello. Hay que tener cuidado con el cuidado.

Anónimo dijo...

No me gustó como chiste, y menos aún como análisis de la realidad. Se ve que para vos el país es solo Capital, Gran Bs. As. y Mar del Plata. No hay una ola de inseguridad nacional, sí hay inseguridad en las grandes ciudades, como en tantos otros lugares del mundo. Ahora, que la tele te muestre una y otra y otra vez los delitos de un par de puntos densamente poblados del país, no significa que se trate de "Un país de terror".
Saludos.

 


No es más de lo mismo. Es menos, pero diferente - Templates Novo Blogger 2008